Uno de los sitios que acapara todas las visitas en autocaravana a Cantabria es Cabárceno, un sitio donde ver a los animales en plena naturaleza con parajes preciosos. Ya os anticipo que la excursión fue un acierto.

El día anterior compramos las entradas en un bar del pueblo que nos habían comentado que se vendían con descuento. La noche fue muy tranquila dormimos en el área de autocaravanas que hay junto al lago rodeada de árboles, gente de picnic y bastantes autocaravanas.

El planing de la jornada era fácil: pasar el día en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria).

Al despertar los peques ya no podían con la emoción contenida y arrancamos por una carretera con los itinerarios marcados. El parque es gigante -más de 25 km de caminos asfaltados-. De hecho hay que recorrerlo en algún vehículo porque sino es imposible abarcarlo todo. Y de ahí que realizarlo en autocaravana sea lo más recomendado. Es lo más parecido a un “safari” que puedas hacer. El parque no deja de ser un zoo a lo grande, pero con una sensación de mayor libertad para los animales, ya que en su mayoría se encuentran en zonas verdes bastantes extensas -a excepción de algunos animales como tigres, leopardos o gorilas-. Además, el entorno es precioso, con caminos serpenteantes por un paisaje de formaciones rocosas muy especial. Tú te vas desplazando con tu vehículo, en este caso nuestra autocaravana a tu libre albedrío. Hay mucho aparcamiento, zonas de picnic y sombras por todos lados. Se puede ver casi todo sin prisas en un día con parada para comer y siestas incluidas.

El parque tiene dos entradas, la Este -donde se encuentra el área- y la Norte. Nosotros aconsejamos la primera ya que su acceso está menos concurrido. Y de primeras nos topamos con los elefantes, algo que a los niños les causó una emoción desbordante porque veían que la visita empezaba a lo grande.

Hay que decir que como el lugar es un recinto privado, los vehículos circulan muy despacio para ver los animales y pudimos subirnos y bajarnos varias veces de la autocaravana.

Después de los elefantes intentamos ver los grandes felinos –guepardos y leones- principalmente.

En la zona central del parque está el área de parada más grande de todas. Ahí puedes encontrar restaurantes, servicios, y muchos más animales. Nosotros decidimos acercarnos a ver el espectáculo de cetrería. Vimos también las jirafas, las cebras, los rinocerontes y la fauna ibérica -ciervos, gamos etc. los cuales se ven dentro de la misma parcela en la que están; de hecho, aconsejan no bajarse del vehículo-.

Cuando llegamos a la zona de las especies cántabras, vimos un buen sitio para aparcar, descansar y de paso comer. Aprovechamos para investigar por la zona, ver unas vacas y darle de comer hierba a unos asnos muy bonitos, que incluso se dejaron acariciar.

De lo que vimos, lo que más mereció la pena fueron los gorilas.

Tenéis que vivirlo por que las palabras no expresan toda espectacularidad del viaje . Un viaje enriquecedor para niños y adultos.

Tenéis que vivirlo por que las palabras no expresan toda espectacularidad del viaje . Un viaje enriquecedor para niños y adultos.

Category: Sin categorizar

Vanvango_dev

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿QUIÉNES SOMOS?

Nos apasiona el mundo del ‘caravaning’ y a partir de nuestra propia experiencia como usuarios hemos creado un servicio donde el cliente y sus necesidades son lo más importante. Si disfrutas viajando de una manera diferente y buscas una forma ágil, personal y seria de alquilar una autoca- ravana, Van Van Go es tu sitio.

CONTACTANOS






© Copyright 2018 by VANVANGO Aviso legal y Política de privacidad | Uso de cookies | FAQs - Desarrollada por www.artenova.es

Chat